lunes, 19 de marzo de 2007

Opinión: De dimes y diretes, de powerpoints y de comparar a dios con un gitano.

De último nuestra galaxia se vé convulsa por la guerra en ciernes, de la cual ya sufrimos alguna escaramuza, sobre quien virtualiza mejor, más rápido, y de paso quien la tiene más larga.

Por un lado, Microsoft con su Virtual Server 2005 R2 y su invisible Hypervisor sobre Longhorn (o como quieran llamarlo). Por otro, VMware con su VI3, por otro XenSource 3.x Enterprise... y tras estos, toda una corte de pretendientes buscando su pedazo de tarta en el suculento mercado de la Virtualización... (Virtuozzo, Paralells, VirtualBox, VirtualIron, etc)

Para darte cuenta de que la virtualización es el futuro del utility computing no hace falta trabajar en Gartner ni tener los números directos de los presidentes de las respectivas compañias. No pasará mucho tiempo antes de que los servidores virtuales sobrepasen a los físicos en número, y si no, tiempo al tiempo.

Como armas en estas batallas se emplean términos la mar de originales y especialmente sonoros: Hypervisor, Paravirtualización, Virtualización por Hardware, Hosted virtualization, baremetal.... etc... todo un conjunto de palabros que nadie tiene demasiado claro qué significan.

También, y si no preguntadle a San Google Bendito, patrón de los PowerPoint Users, la red se ha inundado de comparativas, tablas, blogs, comments, sobre qué tecnología es mejor, más rápida o tiene más futuro.

Y encima, a un seguro servidor de Uds., le han liado en esta guerra, por aquello de que uno tiene experiencia, en una especie de "MacroComité de expertos para el análisis y evaluación de soluciones de virtualización corporativa a gran escala", nombre chulo que no implica aumento de sueldo. Desde ese momento, ha habido bombardeo de comparativas, powerpoints, referencias y demás en mi correo.

Definido el escenario, vaya aquí mi opinión. VMware VI3 sería mi elección para los próximos dos años... y ahora os doy mis razones.

La primera es que si VMware me anunciase mañana un sistema operativo de 64 bits para, por ejemplo, motores de base de datos, respondería lo mismo. Mi elección hoy es Microsoft SQL server al menos para los próximos dos años. Sería arriesgado cambiar una opción con más de cinco años en bases de datos por otra que, por mucho que venga de una empresa solvente, está por salir.

Decidirte por una plataforma de virtualización no es fácil. Es un área de contienda relativamente nueva, donde sólo hay una opción establecida: VMware. El resto acaban de llegar... o están llegando (leáse Hypervisor de Microsoft). Lo de ser Beta User en algo de lo que depende la estabilidad de múltiples servidores dista mucho de ser divertido. Aún recuerdo las "travesuras" de VMware ESX 1.0. En su momento, no tuve alternativa (no había otra plataforma de virtualización) y pasaron 4 años hasta que, por fin, puse algo en producción dentro de un ESX. La verdad es que no veo necesidad ninguna de experimentar en producción con Longhorn, Xen, Virtuozzo, etc, cuando tengo ya una plataforma que a mi me parece fiable, potente y estable. Si, probaré en labs, y si algo me gusta de lo que veo, primero lo apuntaré en mi WishList para ESX x.x y le iré dando a lo nuevo algo de vidilla.

Quien pretende utilizar los benchmark como argumento le propongo el siguiente desafío: Poned vuestra base de datos crítica en un P4 overclockeado a 7,8 Ghz (lo han conseguido unos italianos)... ¿a que no se levantan muchas manos? Pues esa es mi postura ante los pretendidos benchmark de que tal tecnología es mejor que tal otra. Mis pruebas me dicen que las VM de ESX son más rápidas que las de la competencia, pero no es algo que me preocupe en demasía: Prefiero los uptime de meses en mis VM, que un winbench (por ejemplo). Yo es que no tengo ningún winbench en producción. Sólo SQLs, file servers, servidores web, etc.

Por el momento, mis comparativas se reducen a Xen contra ESX.... comparar Virtual Server con ESX es francamente injusto para Microsoft. Esperaré a Longhorn para hacerlas.

Cuidado con ser betatester... en producción. Conozco a algún betatester de SQL Server que tuvo que sufrir constantes problemas hasta SQL 2000 SP2. En especial si la virtualización es una necesidad para nosotros. No nos dejemos impresionar por acuerdos como el de Microsoft y Xen (vaya, que recuerdos me trae de otros acuerdos como el de IBM y Microsoft para OS/2), porque no son más que movimientos estratégicos de Microsoft contra su competencia.

Los murmullos no virtualizan. Powerpoint tampoco. Y prometer futuros Service Pack no hace más estable lo que tenemos.

Dos o tres años no son demasiado tiempo en términos de inversión. Podemos estar esos tres años observando al mercado para ver por donde respira. Pero "sufrir" durante tres años un producto nuevo no me parece una experiencia agradable.

Realidades. Con eso trabajamos.

Un saludo.