jueves, 5 de abril de 2007

Noticias: Linux incluirá VMI

Parece ser la la comunidad linux plantea incorporar la esspecificación VMI diseñada por VMware en próximas revisiones del kernel. VMI ya ha sido adoptada en los desarrollos que en el campo de virtualización están siendo realizados por IBM, VMware, RedHat, y XenSource. VMI (Virtual Machine Interface) es una especificación publicada por VMware que propone una interfáce única y normalizada entre una máquina virtual y cualquier hypervisor. Esta interface permitirá la paravirtualización transparente, de forma que una única versión de los binarios de un sistema operativo pueda ejecutarse en modo nativo (el hardware físico) o bajo cualquier hypervisor que soporte el modo paravirtualizado.

Hay quien en la comunidad plantea sus dudas sobre la idoneidad de incorporar o no una especificación propietaria dentro del kernel de Linux (evidentemente tiene sus riesgos), pero también SUN es propietaria de Java y no por ello ha usado el poder que le dá la propiedad intelectual para otra cosa que no sea evitar la dispersión de Java en múltiples versiones incompatibles, fenómemo que he de reconocer con algo de dolor, bastante habitual en la comunidad.

La idea de un interface standard entre hypervisores y VM es genial: Permitirá la compatibilidad entre hypervisores, permitiendo que el ecosistema de la virtualización mantenga la diversidad necesaria para que los usuarios podamos escoger alternativas. Unificar esta interface será un hito tan importante como la aparición de las BIOS o de la interface NETBIOS lo fué en su momento. Un ecosistema variado es garantía de contínua innovación y mejora, y si no, obsérvese al resto de los ecosistemas existentes: Bases de datos, donde SQL Server se mide constantemente contra Oracle, y en menor medida, contra DB2; Servidores de Aplicaciones, donde las constantes innovaciones de IIS obligan a mejorar constantemente a Apache, y en menor medida, a Websphere o a BEA... Incluso Linux obliga a Microsoft a mantener a Windows en constante evolución... y viceversa.

La competencia es sana, y cualquier iniciativa (en este caso de mano de la Comunidad Linux y de un fabricante), que permita la creación de un ecosistema común, donde distintas concepciones compitan, debe ser aplaudida.

¿Qué opináis vosotros?