viernes, 8 de diciembre de 2006

Virtualización - Más ventajas

Hay un aspecto de toda tecnología que, como técnicos, tendemos a olvidar, y que, mal que nos pese, debemos tener en cuenta... el aspecto económico del tema, o dicho de otra manera, la cara que nos pone el señor que se sienta en un despacho que pone "director financiero" en la puerta. Creo que todos sabemos lo que cuesta conseguir el presupuesto para adquirir lo que consideramos necesario para nuestras instalaciones. Y también sabemos lo pronto que cambian los requerimientos del negocio con el tiempo: Donde dijimos diez servidores, seis meses más tarde nos faltan cinco, y ahí es donde empiezan las maravillas tecnológicas para conseguir meter las nuevas tropecientas funciones o servicios nuevos en los diez servidores existentes... y ahí empiezan los problemas de coexistencia de aplicaciones y/o servicios, dificultad de administración, etc.

Valga de ejemplo mi última adquisición: Decidí ampliar nuestra infraestructura virtual, así que adquirí un nuevo y flamante SUN x4100, con 16 Gb de RAM, 2 Opteron 285 dual core, dos discos SAS en mirror, seis interfaces de red, fuente de alimentación redundante, contrato de soporte "hardware only" junto con su correspondiente licencia de VI3 (Virtual Infrastructure 3) Edición Enterprise. El coste aproximado rondó los 14.000 euros. Teniendo en cuenta que la capacidad teórica de este servidor es de 32 máquinas virtuales (ocho por procesador), el coste por servidor virtual es inferior a los 450 €.... más o menos como el coste del contrato de soporte de 3 años para el x4100 antes nombrado. Incluso considerando extremo el límite teórico, y utilizando un máximo de 16 máquinas virtuales, el coste se aproxíma a los 900 €... por comparación, el servidor más económico basado en Opteron que comercializa SUN ronda los 1700€.

Evidentemente es posible pensar que un servidor real ofrece mayor rendimiento que uno virtual... pero yo me hago la siguiente pregunta... ¿Es necesaria la potencia de un procesador dedicado, medio giga de memoria y un RAID? Por supuesto que hay aplicaciones y servicios que lo requieran, pero... ¿Un servidor WSUS (Windows System Update Services) lo necesita? ¿y un servidor DHCP? ¿o el web server de monitorización? ¿Y el de distribución de antivirus? ¿O el SQL server de WSUS, Veritas, etc, etc? Creo que todos nos hemos visto ante esa duda existencial de decirnos "¿Porqué no puedo sacar memoria del servidor A y ponérsela al B?" sabiendo claramente la respuesta: Modelos incompatibles, fabricantes distintos, rotura de garantía... etc.

Otra de sus ventajas es, precisamente, la virtualidad del hardware virtual. Si al servidor ESX decidimos ampliarle, por ejemplo, el número de procesadores, las máquinas virtuales no necesitarán ser reconfiguradas. Incluso el cambio de procesador (de una versión a otra, por ejemplo), sólo requiere, salvo excepciones, pequeñas modificaciones en los archivos de configuración, modificaciones que la mayoría de las veces nos recomendará el propio VMware ESX.... Incluso, si disponemos de múltiples servidores ESX utilizando VMotion (ya hablaremos de VMotion), podemos mover las máquinas virtuales de un servidor a otro, parar el primero, actualizar, volver a encenderlo y mover de nuevo las máquinas virtuales a este. Queda claro que el hardware que utilicemos para ejecutar VMware tiene una vida útil mucho más larga, superando incluso la amortización de las máquinas (a cuatro años, normalmente). Incluso si compramos el Hardware por renting todo lo descrito permite la actualización del hardware de una manera más... suave y consecuentemente, sin impacto.

Teniendo en cuenta la bajada constante del precio del Hardware, VMware nos permite mantener los presupuestos de hardware equilibrados, ya que por el mismo dinero, año tras año, tendremos más prestaciones con las mismas máquinas, sin aumentar su número.

Con todos estos datos, nuestro financiero estará más contento, y nos pondrá algo menos difícil el obtener los anelados fondos.

Hasta la próxima.

J.