jueves, 9 de octubre de 2008

Nota aclaratoria sobre el post anterior.

En el post anterior me he limitado a reflejar un link. Ni he valorado ni he dejado de valorar. Tampoco he hecho yo el video (aunque algunos piensen lo contrario). Creo que los que me acusan de comparar en este post al uno y al otro no han leído lo siguiente:

"os invito a reflexionar sobre el concepto del Hypervisor como Appliance. Al igual que nuestros proxies, firewalls, antispam, ¿No debería plantearse el hypervisor como un appliance, sin sistema operativo por debajo que requiera configuraciones o adaptaciones especiales? ¿no debería poder automatizarse, mediante archivo de respuestas, la instalación y configuración del mismo?. Creo que estas características son las mínimas exigibles para un despliegue en producción de un Hypervisor. Mi experiencia me va diciendo que sí, que el Hypervisor debe dar la menor lata posible. Y que cuanta menos consola, menos choque "cultural". Quizá la próxima versión de Hyper-V, esa que ha anunciado Microsoft como gratuíta, recoja el pañuelo."

Creo que tengo derecho en este blog a publicar lo que considere de interés. Como supongo habréis observado, este no es un blog de noticias o de repetición ciega de otros. Intento que sea un blog que refleje mi experiencia en Virtualización, que para bien o para mal ya va para los 8 años, mis vivencias día a día en los entornos que tengo la suerte de conocer, mis opiniones y mis reflexiones. Quizá por eso mantenerlo constantemente actualizado me cueste bastante, ya que procuro en lo posible, no limitarme a copiar, pegar o traducir, sino aportar material de mi propia cosecha.

Este era un post de reflexión. No de marketing - desafortunadamente para mi saldo medio en cuenta corriente VMware aún no me paga por cada post donde supuestamente les tiro flores - y sigo sin trabajar para ellos - al menos por mi parte no hay interés en trabajar para un fabricante - y para más INRI, mi compañía gana dinero con VMware, Xen y próximamente con Hyper-V.

J. L. Medina dixit.


PD: Reconozco que me encanta ver a Mr. Matey en modo Jedi desbocado cuando le toco a MS...... ;)

4 comentarios:

DMatey dijo...

:-D

Pues yo no veo lo del appliance como tal.

Para la mi la virtualización sera parte de todos los servidores, como parte del SO ;-) en cierta forma todos los servidores fisicos seran appliances.

La instalación del hyper-v server es un juego de niños en el blog de cervi teneis las capturas y ademas es automatizable como todos los SOs de MS.

Si tubiera tiempo haria un post sobre despliegue de servidores fisicos de hyper-v usando WD o SCCM.

Y como dijo un hombre el otro dia, y estoy por ponermelo de firma:

Por 50K, lo muevo yo :-D

Alberto Gonzalez Martos dijo...

Yo tampoco lo veo, yo pienso que el hypervisor deber ser una fina capa que tiene que hacer lo que tiene que hacer y punto.

Si movemos todo lo necesario para que un hypervisor funcione sin un sistema operativo adicional.. al final tenemos otro sistema operativo.

Como ya comente en mi post, mas *SPAM* *SPAM* :)

http://vpxd.blogspot.com/2008/10/microsoft-el-eterno-malo-de-la-pelcula.html

Saludos,
Alberto

Khan dijo...

Esto... a ver, incluso el embebile ESXi tiene debajo un kernel, supervisor, scheduler y drivers.

Sí, sólo en 32 MB, pero aún así los lleva.

Mas: mi traducción (como siempre, personal y probablemente sesgada) de "appliance" es "electrodoméstico". Y, qué quieres que te diga, compadre, no veo los servidores virtuales del mismo modo que otros electrodomésticos (por ejemplo, una TV, o un Windows Media Center).

Si queremos llevar la virtualización al centtro de datos para consolidar servidores poco usados, cada máquina ha de ajustarse de acuerdo a la carga. Y eso no entra dentro de los electrodomésticos.

Otra cosa es la virtualización de escritorios (¿"desktops"?) donde sí despliegas VMs como churros. Pero, desde mi punto de vista, eso no es virtualización, sino una variante de Terminal Server, es decir, volver a los servidores megalíticos pero con ventanitas en lugar de pantallas verdes (o naranjas).

En fin, para gustos, colores.

Nota: no veo yo a D. Matey como un jedi desbocado; más bien se desbocan las fuerzas del sith...

J. L. Medina dijo...

Malo que soy, por dioxxx!